domingo, enero 01, 2006

Who the fuck is that dum ass?

Estimados cero lectores, como regalo de Año Nuevo les ofrezco un hallazgo que me hizo saber uno de mis cero lectores —para que vean que sí hay quien lee este blog y le interesa la labor de crítica que aquí se realiza. Gracias anticipadas a este mi dilecto cero lector que me hizo saber de este asunto —de ahí el título que encabeza este post.

Resulta que hay una enciclopedia en red que algunos de ustedes tal vez conozcan, llamada Wikipedia. Sepa la bola de dónde viene el nombre —sé de uno de mis cero lectores que se va a doblar de la risa con ese nombre—, pero lo que hace notable a esta enciclopedia es que además de ser muchilingüe, es creada por los mismos usuarios, quienes agregan definiciones y entradas, y son ellos mismos quienes monitorean lo que se sube y lo que no, o las modificaciones hechas por propios y extraños. En el caso que nos concierne, me asomé a la página dedicada a literatura mexicana. Primer asunto, dice la entrada a “Literatura mexicana”: “La literatura en México se puede dividir arbitrariamente en cuatro grandes periodos: Literatura prehispánica – Literatura colonial – Literatura modernista – Literatura contemporánea”. Dado que la entrada dice que se puede dividir arbitrariamente, aceptamos la división. Pero vean, mis cero lectores, la trampa que metió el creador de la entrada. De la manga, out of the blue, en la entrada “Literatura contemporánea” hay un bullet adicional, como una subdivisión que dice: “Literatura contemporánea del norte de México”. O sea, que el creador, o creadores, de esta entrada, sin duda, es algún norteño de ego desmedido, porque no creo que eso de “norte de México” se refiera a escritores que viven en Ciudad Satélite, al norte de Ciudad de México.

Dando clic en la entrada se confirma que hay un listado adicional por estados, y la verdad, es que da pena ajena ver los escritores del norte del país, ilustres desconocidos que creen que el norte es un país distinto al resto. Algunos de los pocos escritores del norte que son conocidos en el centro del país, lo son porque se alejaron de ese paraíso terrenal, como Daniel Sada y Federico Campbell (Baja California), Carlos Montemayor (Chihuahua), Salvador Castañeda (Coahuila), etcétera. No sigo con el listado de egregios nombres para no avergonzar a mis cero lectores, nomás les digo que hay alguien que se atreve a firmar sus libros o engendros con el nombre de Bambi Brayda. ¡Juro que no me la estoy jalando! ¡Así se llama! ¡No es un personaje de telenovela! Y juro que ya no me atreví a ver qué obras maestras habrán salido de su pluma, pero con ese nombre... O sea, ¡no mamen!

En fin, en realidad esto es peccata minuta, después de todo, por malacas que sean estos escritorzuelos, incluso algunos de más nombre y presencia, tienen derecho a sus cinco minutos de fama. Lo que me parece una trampa es que se incluyan como si la literatura del norte de México, wathever that means, como bloque, fuese más importante que la literatura del sur de México, o que la literatura de la colonia Bondojito, o la literatura escrita en el excusado de la Central de Autobuses del Norte.

Claro que hay otro apartado que me parece más que lamentable, cuando de José Agustín se pasa a un grupo de escritorcetes más que cuestionables, como Mario Bellatin, de quien no hay siquiera entrada, pero ya está agregado el nombre, y ni siquiera incluye su fecha de nacimiento (como si, por otro lado, eso importara un comino). Lo mismo ocurre con las entradas de Jorge Volpi (ahí se ve cuán importante es), Carmen Boullosa y Laura Esquivel (no mamen, hasta me tembló el espinazo nomás de escribir sus pinches nombres malacas). Pero la razón por la que escribo este post es para que los lectores que vienen de Wikipedia, y que no sean mexicanos (me consta que tengo al menos un par de cero lectores que viven en Sudamérica), no les tomen el pelo o les quieran vender gato por liebre, y se percaten de que hay un autor que está incluido en el bloque de narradores del siglo XX al lado de Carlos Fuentes, Salvador Elizondo, Juan Rulfo, Juan José Arreola, Juan García Ponce, José Agustín, Elena Garro, José Revueltas (OJO: ¡¡¡¡¡¡Falta Ricardo Garibay!!!!!!), entre otros grandes nombres, conocidos incluso fuera de México, como si él fuera un consagrado. Este ojete (y no uso otro apelativo para que no me acusen de gandallismo literario) es un tal Miguel Habadero. ¡Claro! Igual que yo, cualquiera se preguntará Who the fuck is that dum ass? Y la respuesta es, NADIE: Miguel Habadero es absolutamente nadie en la literatura mexicana, sus libros no se encuentran en ningún sitio, ninguna biblioteca respetable (El Colegio de México, Biblioteca Nacional, Biblioteca de México) se atrevería a tener un ejemplar de lo que sea que haya escrito este pobre engendro, y no conozco absolutamente a nadie que haya leído algo firmado por semejante cretino. Lo repito: Miguel Habadero es un cero a la izquierda. A nadie le importa la “obra” de este tal por cual. Juro que además me puse a buscar su nombre en el Diccionario del Centro Mexicano de Escritores, para ver si lo reconocía o si venía una foto, pero no di con él.

En fin. Quienes ya hayan leído la entrada de Miguel Habadero en Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_Habedero no dudarán en pensar que se trata de un cretino sin nada valioso que contar cuya única virtud fue la de entrar de ilegal a Estados Unidos (y eso es violar la ley: irrumpir en un sitio sin cumplir con las reglas o leyes establecidas; los braceros mexicanos no son ilegales por el muro que contruyen los gringos, ni por ser pobres, sino por entrar sin permiso ni papeles, valiendo madre qué chingados vayan a hacer del otro lado, ¡¡¡¡¡no nos hagamos pendejos!!!!!), drogarse (por eso lo perseguía la DEA) y en su delirio suponer que lo perseguía la CIA. O sea, ¡no mamen!. Pero si la supuesta biografía de Habadero es patética y refleja una mediocridad sin límites, nomás lean la entrevista que un supuesto alemán de la desparecida RDA le hace a Habadero. Otra pachequez sin porro en el excusado. O el entrevistador es más falso que un billete de tres pesos y medio, o Habadero es un imbécil. ¡¡¡¡¡Y la respuesta correcta es: Los dos!!!!! Pocas veces puede uno leer una entrevista en la que al entrevistado y al entrevistador no les interese absolutamente nada de lo que hablan y digan mamada tras mamada. La entrevista no aclara absolutamente nada sobre la supuesta obra literaria del autor, el entrevistador se ve a kilómetros que no ha leído o leyó siquiera el manifiesto comunista, mucho menos las pendejadas de Habadero, y no tiene siquiera la capacidad de indagar con un poco de talento o ingenio lo que el autor podría decir de interesante. Y Habadero, por supuesto, sólo demuestra que las escasas neuronas con que nació se le dañaron con la droga que se metía hasta el cansancio. O sea, una vil mamada. No pierdan el tiempo leyendo semejante chingadera. Si ya lo hicieron, y vienen de la página de Wikipedia, cuánto lo siento. Mejor se hubieran masturbado en el baño de un autobús en movimiento.

Lo repito, Miguel Habadero no es nadie en la literatura mexicana, a nadie le importa (ni a los norteños) y sus obras son perfectamente prescindibles. Que alguien haya tenido la desfachatez de incluirlo al lado de los grandes escritores mexicanos sólo demuestra que el sol del desierto afecta seriamente las neuronas.

Para que me crean que Habadero es un pendejo redomado, y a nadie le importa lo que escribió, si en el buscador de Google escriben el nombre de este tipo, éste da la siguiente respuesta:

"Quizás quiso decir: Miguel Habanero No se encontró ninguna página Web estándar con todos los términos de su búsqueda. Su búsqueda - Miguel Habadero - no produjo ningún documento." Y si se van a amazon.com, ¿a que no saben qué sucede cuando introducen el nombre malaca éste? That’s right, baby doll: We found no results that closely match your search for: Miguel Habadero.

O sea, que ni a chingadazos de tortuga ninja se encuentran las pendejadas que este Habanero, ¿o será abonero?, escribió. Lo repito, a nadie le importan sus chingaderas. Allí se ve qué tan importante es este cabrón para la literatura del norte de México, no se diga ya para la del Norte de la ciudad de México, o de la literatura de la Terminal del Norte de Autobuses. Por eso los norteños se la tragan completita cuando les doran la píldora y les dicen que tienen la mejor afición de México. Hay que ser pendejo por los cuatro costados para creer semejante mamada de Televisa. Si vendieran boletos para ver a esa afición, ¿cuántos creen que se venderían? ¿Quién en su sano juicio iría a un estadio a ver las gradas en vez del partido? Ya dejen de mamar corneta y pónganse a trabajar.

9 comentarios:

Daniel Espartaco dijo...

Eres un imbécil

Daniel Espartaco dijo...

te tragaste toda la mierda que sólo un subnormal podía haberse tragado.

feliz año nuevo.

¿Elizondo es un buen escritor?
¿Tú eres el traductor de Trackl?
Creo que necesitas leer un poco más de buena literatura centroeuropea para poder distinguir lo bueno de lo malo; qué digo: la malo de lo real.

Amilcar dijo...

¡jaja! ¡No puedo creer que alguien sea tan imbecil!
Este pañal huele a estudiante de letras hispanicas.

Amilcar dijo...

jajaj. "Habedero ¿o será abonero?" ¡Eso lo confirma todo!

Habedero es un avispero.

Anónimo dijo...

Pisa el norte y no regresarás vivo a tu lugar de orígen!

Liliana V. Blum dijo...

Dos meses después, estoy ya no será pertinente, pero José Manuel, que violencia en el lenguaje, qué forma tan gratuita de atacar.

Como ya te he leído antes, me parece difícil que este post sea tuyo. En los otros parecías tan mesurado. :-(

Sí estás al tanto de que Miguel Habedero es sólo un personaje literario, verdad? Y por lo menos a mí me interesa mucho su obra.

Saludos!

Anónimo dijo...

edgar hernandez:

me parece que quien escribió este articulo es un pendejo totalmente.

acaso creen que el DF es el ombligo del mundo?
no mamen por dios.

deberias leer más obras realizadas en el norte del pais de mexico, idiota; para que te des cuenta que existe muy buena literatura.

y no sólo te dediques a leer las pendejadas del centro y sur que tampoco salen de los mismos temas en sus obras.

Juan Francisco dijo...

Hola,

Mexico es un pais muy grande, de ahi que se hagan distinciones regionales en los autores. Pensar que se esto se hace por menosprecio a otras regiones es sintoma de algun complejo de inferioridad.

Yo soy del norte y me encanta todo mi pais, y vaya que lo he recorrido. Ven, visita, lee y luego concluye. Mexico debe ser multicultural, multietnico, plural puesn.

Por otro lado, tuve el gran gusto de conocer a Bambi Brayda hace ya muchos años, cuando apenas empezaba (creo yo) y guardo con mucho cariño unos versos que me regalo. Juzgar a un autor por el nombre con el que firma es una prueba de una ignorancia terrible y de una intolerancia propia de un fascismo que se adueña poco a poco de Mexico.

Por otro lado, no puedo dejar de ser muy simple y debo reconocer que algunas lineas me hicieron reir.

bye

Guillermo Jiménez dijo...

Aparte de la ignorancia más absoluta de saber si es o no real Miguel Habedero y si lo es donde leer lo que ha escrito, todo lo demás, de si hay escritores del norte o sur o centro, me parece pura inanidad. Hay que leerlos a todos los que se pueda y luego entonces hablar o escribir lo que se cree o piensa. No me importa de donde sea originario cada quien, es puro azar el lugar donde naces. Pero la obra, literaria y demás es lo que habla por cada quien. Por lo demás, leer escritores marginales, es decir los de la periferia de un país no resulta fácil. Pero hay que leer, lo demás es tolvanera.